La Gestión Ambiental Local (GAL) es un proceso descentralizador fundado en la participación ciudadana, que tiene por objeto asegurar la corresponsabilidad en la toma de decisiones ambientales.

Esta gestión requiere la participación de municipios y organizaciones ciudadanas con capacidades técnicas en la gestión ambiental de la comuna, para enfrentar desde una perspectiva sistemática e integral los problemas del territorio y desarrollar soluciones válidas para los vecinos y sus autoridades.

Pese a que los municipios cuentan con herramientas legales para solucionar los problemas ambientales de sus vecinos, no cuentan con Unidades Ambientales en la estructura orgánica, lo que dificulta la toma de decisiones y el uso de recursos.

Como respuesta a este problema, el Ministerio del Medio Ambiente desarrolló el Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM), un instrumento que promueve la instalación de la gestión ambiental al interior del municipio. El sistema permite a los municipios instalarse en el territorio como modelo de gestión ambiental, y las acciones de la municipalidad se ven contagiadas de manera transversal por los temas ambientales.

A su vez, y teniendo en consideración la participación de las comunidades en la correcta implementación de acciones ambientales y conductas sustentables a nivel de barrio, el Ministerio del Medio Ambiente ha puesto en marcha, el programa Barrios Sustentables. Una iniciativa que permite a los municipios desarrollar gestión ambiental y apoyar a los vecinos en la búsqueda de una mejor calidad de vida a través del cuidado del medio ambiente.

Back to Top